Compartir tu idea nunca debe ser sinónimo de miedo. Existe un mito sobre el compartir tus ideas con los demás por la incertidumbre de que otros la vayan a copiar. Muchas veces los emprendedores pasamos días, meses e incluso años desarrollando una idea y todo ese  trabajo que implica nos hace creer que las ideas no se deben compartir.

Muchos piensan que el esfuerzo que has puesto en el desarrollo de tu idea se verá afectado por el hecho de que la compartas con otros. Hasta los grandes emprendedores comenzaron por compartir sus ideas y ya vemos el crecimiento y prestigio que han obtenido.

Es importante que sepas que la idea que estés desarrollando tal vez ya existe, pero es tu labor hacerla única, diferente y mejor que las demás.

Estas son algunas de las ventajas que adquieres al compartir tu idea sin temor alguno.

1. Puedes validar

Con la ayuda y el conocimiento de otros, lograrás visualizar la idea y desarrollar su potencial. Obtendrás conocimiento sobre el perfil de tu cliente y expertos de la industria que deseas adentrarte podrán aconsejarte acerca de cómo puedes llevar a cabo tu idea.
2. Mejoras tu idea

Probablemente encontrarás elementos y aspectos que no habías identificado. Esto te ayudará a mejorar tu idea con elementos reales y acordes con la necesidad que buscas cubrir. Podrás incorporar detalles que tal vez no tenías pensado, estos pueden impulsar tu idea aún más.
3. Colaboración

Creas una red de apoyo que te permitirá identificar desde mentores, inversionistas y hasta posibles socios, personas fundamentales al momento de desarrollar un negocio. El feedback que puedas obtener de cada una de estas personas será de gran beneficio para poder mejorar aspectos que pensabas que a veces pasamos por alto.
4. Acelera el desarrollo

Haces contactos, conoces tu industria y esto te permite estar en competencia. Estos te podrán brindar recursos útiles para impulsar tu empresa, como por ejemplo, suplidores que vendan algún material que necesites. Te sentirás motivado con el insumo de expertos y podrás continuar desarrollándote a un paso más acelerado.
5. Aprovechas el tiempo

Maximizas el proceso de desarrollo, pues las personas que ya conocen tu idea pueden apoyarte durante el transcurso. Te verás en la obligación de seguir avanzando dentro de un corto marco de tiempo.

Recuerda, mientras más feedback obtengas, más podrás pulir tu idea. No veas esto como un aspecto negativo, al contrario, ¡aprovéchalo! y utiliza las sugerencias de los demás a tu favor.

Con esta prueba descubrirás si tienes miedo al compartir tu idea:

 

[qzzr quiz=»293725″ width=»100%» height=»auto» redirect=»true» offset=»0″]