El pasado viernes, 20 de octubre, el equipo de INprende visitó la montaña para llevar alegría a los niños de la comunidad de Maná del pueblo de Barranquitas. En un evento realizado junto a una familia de esta comunidad la organización se encargó de sacar a las familias afectadas por el huracán de sus hogares para impartirle espíritu emprendedor.

El INprende team realizó una dinámica junto a los niños en la que se les leyó un cuento titulado “Los bombillos que prendieron la isla”, seguido de cinco misiones en las que los menores se convertían en los héroes que encenderán al país. Dentro de estas misiones se buscaba que los niños despertaran su creatividad y buscaran aspectos positivos tras el paso de María. Cabe destacar, que la mayoría de los presentes ese día tuvieron pérdidas materiales a consecuencia del fenómeno atmosférico.

Sin duda, los niños son el futuro de nuestro país y en estos momentos de susceptibilidad debemos prestarle mucha atención a sus pasos y brindarles herramientas para que sus aspiraciones sean cada vez más fuertes y firmes. De esta manera, nuestros esfuerzos de levantar a Puerto Rico se convertirán en hechos exitosos y duraderos.