Por: FirstBank

 

¿Quién no ha visto un local en venta y sueña con tener su propio negocio? Para Ana González y su familia este sueño se convirtió en realidad hace 12 años cuando dejaron atrás sus carreras profesionales para dar paso a su deseo de servir al pueblo de Adjuntas. Conoce la historia de cómo Ana y su familia han logrado convertir su visión en 1Éxito.

¿Cómo llegan al mundo empresarial?

“Soy enfermera graduada, esa es mi profesión, para eso estudié. Mi esposo y yo siempre veíamos una ferretería abandonada en el pueblo y jugábamos con la idea de comprarla. Finalmente, un día decidimos hacerlo y empezamos desde cero. Yo me quedé con mi trabajo de enfermera pero pasaba el resto de mi tiempo en la ferretería. Así que, luego de 20 años de enfermería, decidí renunciar y lanzarme de lleno al negocio.

Ya llevamos 12 años y 3 ferreterías: abrimos la primera en Adjuntas en el 2006, otra en Jayuya que abrió en el 2013 y ahora adquirimos otra más en Adjuntas, para la cual tenemos fecha de apertura en noviembre”.

¿Cómo comienza el día en la ferretería?

“Abrimos a las 7:00 a.m. en la semana y a las, 9:00 .a.m. los domingos y desde que llegamos ya hay gente esperándonos. Mi hijo prepara café a los clientes y empezamos esa dinámica de ayudarlos. Es un servicio muy familiar. Es emocionante, la clientela es fiel a nosotros.. Yo me encargo de atender las cuentas todos los días, verificar que todo esté pago y al día. La buena administración te lleva a nunca tener que decirle a un cliente “no hay”.  No malgastamos dinero. La gente dice “aquí lo hay todo.” Esa es la clave del éxito que hemos tenido”.

 

¿Cómo manejan las finanzas del negocio?

“Yo corro con todo. Siempre estoy pendiente de hacer los pagos, haciendo balance todos los días, y así nos hemos mantenido. A veces, otros empresarios tienen éxito y ven un margen de ganancias y no manejan correctamente sus ingresos. Nosotros no tenemos ningún tipo de lujo, porque sé que ese dinero lo voy a necesitar. Por ejemplo, si sobraron $20, gastaré $15 en mercancía. Esa es la clave: guardar para cuando no haya”.

 

¿Cuál es un aspecto importante en su negocio?

“Para nosotros, lo más importante es que nos preocupamos por el cliente. Nos aseguramos de ayudarlos y hablamos sobre qué necesitan. Eso también nos ayuda a nosotros para mejorar lo que ofrecemos. Así nos aseguramos de tenerles todo y que no tengan que salir a otros pueblos. El apoyo de nuestros clientes nos ha hecho crecer para mejorar el pueblo, nos llena de satisfacción que hablen bien de nosotros. Nosotros empezamos sin saber nada de ferretería y hemos aprendido en el camino”.

 

¿Qué consejos le puede ofrecer a empresarios que comienzan?

“Yo, que no tenía ningún conocimiento en los negocios, puedo decir que lo mejor que pueden hacer es ponerle interés y no malgastar. Si no tienen mucho conocimiento sobre el negocio que van a abrir, deben buscar a una persona que sepa y esté dispuesta a consultar. De hecho, nosotros somos parte de un grupo de ferreteros y les hemos dado apoyo a otros ferreteros. Lo más importante es no malgastar y siempre guardar para estar preparados para el futuro e invertir en el negocio. Además, les aconsejo lo siguiente:

 

  • ¡No tengas miedo! Aunque empieces desde cero, aprendes poco a poco y lograrás lo que te propongas.

  • Un servicio excelente no se limita a productos, es una experiencia completa.

  • Habla con tus clientes, ellos te dirán lo que necesitas saber para mejorar tu producto.

  • Crea alianzas donde ambas partes se beneficien y cooperen en su éxito.

  • Mantenerse al día en las cuentas y ahorrar, ahorrar, ahorrar”.

 

Ana es vivo ejemplo de lo sencillo que puede ser convertirse en empresario cuando se tienen las herramientas correctas. Para ella y su familia, la clave del éxito empresarial ha sido metódica y abrazada del cariño de servir a los pueblos de Adjuntas y Jayuya. Al igual que ella, puedes alcanzar tu éxito empresarial. Toma en cuenta los consejos para el éxito y recuerda que FirstBank te puede proveer las herramientas y mentoría financiera que necesitas para abrir el negocio que desees, desde una tienda de ropa hasta una compañía de limpieza…. ¡lo que puedas imaginar!  Lo que te propongas está a tu alcance.