Estamos en febrero y te queremos enseñar cómo enamorar a ese futuro inversor o colega empresario a través de tu pitch. Primero, es importante entender que un pitch es la presentación que se realiza para que un posible inversionista considere la opción de invertir en tu empresa o de emprender en conjunto. Ya teniendo esto claro debes entender que este elemento empresarial debe trabajarse de manera estratégica para que sea efectivo.

Ahora, aguanta tu pitch como el arco de cupido y apunta estos consejos directo al corazón de tu inversionista:

  • Debes conocer a tus posibles inversionistas

Así como debes conocer a la persona que te gusta para poder enamorarla, lo mismo debes hacer con tu futuro inversor. Analízalos y busca en qué tipo de proyectos suelen confiar e invertir.

 

  • Tu proyecto debe tener un nombre atractivo

La primera impresión siempre es importante para enamorar. Así que es esencial captar la atención de tus inversores desde el primer momento. Para eso debes escoger un nombre creativo y fácil de recordar.

 

  • Impacta con tu presentación 

En el amor no todos es apariencia y en el empresarismo tampoco. Así que es muy importante que a la hora de expresarte generes un vínculo emocional con tu audiencia. Intenta llevar tu discurso de manera narrativa y siempre utiliza a tu inversor como el protagonista de tu historia, algo que llamamos “storytelling”, esto te ayudara a conectar todas las partes de tu discurso.

 

  • Diferénciate

Posiblemente hay muchos que quieren llegar al corazón de la misma persona que tú, tanto en el amor como en el ámbito empresarial. Pero tranquilo aquí la clave es diferenciarte. Debes resaltar el valor que va aportar tu producto y definir bien el por qué es importante.

 

  • Háblale claro

Cuidado con los rodeos, no son buenos para enamorar. Háblale claro desde el primer momento y explica qué tratas de solucionar de primera intención. Describe la idea principal de manera simple, más adelante ya darás más detalles de las características de tu producto o servicio.

 

Enamorar no es solo un concepto de parejas, en el campo empresarial también se utiliza. Ya con estos consejos debes estar listo para flechar a tu inversor con tu pitch. ¡Vamos a ti! ¡Este es tu momento!