La diferencia entre los creativos que ganan mucho dinero y los que no es la capacidad de convertir una visión en acción.  Tener ideas no es suficiente para poder convertirte en un creativo exitoso.  Hablemos un poco de cómo concretar tus ideas, convertirlas en una visión y luego en una acción.

1- Habla de tus ideas

El primer paso para transformar un pensamiento fugaz en una buena idea es hablar sobre ello. Hablar con tu pareja, mejor amigo/a o quizás tomar un café con un mentor. Cuando hables de tu idea, especialmente con personas que puedan ofrecerte otra perspectiva, podrás conectar puntos que harán que tu concepto sea incluso mejor que tu idea original.                                                      

2- Anótalo:

Hablar de una idea es equivalente a jugar con ella. Escribir tus ideas te trae compromiso. El acto de escribir tus ideas, a puño y letra es crucial para convertir las ideas en visión.

Intenta hacer listas, crear mapas mentales y deja fluir las ideas en tu mente. Considera todas las partes funcionales de tu idea y permite que fluya desde tu cerebro a tu mano y fuera de tu lápiz o en tu computadora.

3. Haz un plan de acción:

Ahora es probable que tengas una libreta llena de ideas.  Comienza a considerar cuál te gustaría trabajar para que elabores un plan de acción con ella.

 

4. Manos a la obra:

Todo lo que necesitas hacer ahora es trabajar paso a paso de manera organizada y concreta.