Por: Lisandro Martino, Business Development Manager

Cuando hablamos de Intrapreneurship, o intraemprendimiento, nos referimos a traducir la metodología y filosofía de los emprendedores para generar innovación corporativa, entendida como el desarrollo de iniciativas, operativas o comerciales, que generen valor para las organizaciones (productividad, ingresos, etc.).

En un contexto competitivo, dinámico, cambiante y riesgoso, la capacidad de adaptación y reinvención de las organizaciones es clave para subsistir y progresar. Las palabras claves aquí son flexibilidad y velocidad. Sin embargo, las grandes compañías son lentas para ajustarse a los cambios del contexto, debido a que enfrentan conflictos entre la estructura formal y el nacimiento orgánico de ideas.

La innovación debe formar parte de la estrategia corporativa y la cultura organizacional. No se puede esperar que nuevas iniciativas nazcan y crezcan sólo por el uso de la creatividad. Es necesaria una metodología sistemática y confiable, con resultados medibles y concretos.

Ahora bien, ¿Cómo traducir la filosofía emprendedora a las organizaciones más estructuradas? Al igual que en los emprendimientos, no existe un único camino para generar innovación. Si se trata de identificar oportunidades y pasar a la acción, las compañías pueden recurrir a diferentes procesos y recursos (internos o externos) para lograr el mismo resultado.

Para hablar entonces de Intrapreneurship, podemos hablar de algunos pasos que, en una mirada macro, las organizaciones pueden estructurar para fomentar la innovación corporativa:

  1. Fomentar el análisis: Emprender e innovar comienza desde identificar problemas u oportunidades. Las organizaciones pueden implementar diferentes iniciativas para lograr que sus miembros revisen periódicamente sus procesos, sus resultados, el rendimiento en el mercado o en la oficina, buscando aspectos a mejorar.
  2. Entrenar la creatividad: Es importante desarrollar una cultura que se atreva a ser disruptiva, que piense fuera de los límites establecidos y que proponga sin miedo. Existen muchas técnicas y formas de creatividad que se pueden enseñar y practicar periódicamente.
  3. Promover la interacción: Para generar valor, las ideas deben ser comercial, operativa y económicamente viables. El desarrollo de soluciones efectivas necesita un aporte multidisciplinario, con especialistas en diferentes procesos del negocio o la industria.
  4. Canaliza las iniciativas: Generar las ideas es la parte más fácil del proceso. El problema de las organizaciones comienza cuando hay que canalizar las ideas. Se deben establecer canales sencillos para comunicar las ideas, desde su lugar de nacimiento hasta el momento de una decisión final. Es crítico asignar decisores, responsables del desarrollo y plazos concretos para la toma de decisiones en cada etapa.
  5. Adopta la experimentación: La flexibilidad de los startups se debe a que se encuentran en una etapa de descubrimiento, en la que se apunta a validar e iterar los proyectos lo más rápido posible. Las organizaciones que apunten al Intraemprendimiento, deben apostar a experimentar (y equivocarse) con cosas nuevas. El objetivo es probar la viabilidad de las ideas con la menor inversión de tiempo y dinero posible.
  6. Evalúa y aprende: Es importante llevar un registro de cada proyecto desarrollado y analizar los resultados obtenidos. Esto permite tomar decisiones inteligentes y reducir el riesgo.
  7. Asegura una decisión: Las grandes organizaciones tienen grandes ideas que luego “quedan en el aire” sin un final concreto. Es de suma importancia asignar la responsabilidad a personas claves, para ya sea descartar o implementar una idea. (ejecutar, outsource, escalar, vender, etc).

Al final del día, muchas organizaciones pueden estar intentando innovar, pero si desean implementar un sistema emprendedor, sólo necesitan cuestionarlo todo, experimentar, equivocarse y orientarse a resultados tangibles. La flexibilidad y la velocidad, acompañadas de análisis y evaluación de riesgos, son una fórmula ganadora en el mercado global. Sólo las organizaciones cuyos líderes traigan estos temas a la mesa de forma recurrente, podrán conseguirla con éxito.

Si sientes el llamado por innovar dentro de tu empresa y convertirte en un intraemprendedor o eres líder de una empresa y quieres implementar una cultura de innovación en tu compañía, te invito a que asistas al INprende Intrapreneurship Conference este próximo 11 de agosto en donde más de 15 expertos en el tema compartirán su conocimiento y experiencias sobre la innovación corporativa. Para más información puedes escribir un correo electrónico a emprendedor@inprende.com o comunicarte al (787)242-0650.