La actitud que asumimos ante la adversidad es lo que hace que un día sea bueno o malo”. Con esa expresión, la empresaria María Rivera define la cualidad más importante que se requiere para vencer cualquier situación en tiempos difíciles.

Esa ha sido además su experiencia tras aventurarse junto a su esposo, Aníbal Ortiz, en un terreno desconocido para ambos: un negocio de piezas de auto.

La pareja estaba cansada de lo que hacían a diario y querían desarrollar un negocio propio aunque no sabían en qué. Ella era asistente administrativo y la mayor parte de su tiempo profesional lo empleaba en hacer traducciones legales. Él había logrado una carrera exitosa como vendedor en una compañía extranjera de venta y renta de muebles que “cada vez le exigía más y le pagaba menos”.

“Queríamos hacer algo nuevo. Hacía años que veníamos considerando la idea de montar un negocio hasta que un amigo nos habló de un auto parts que estaba para la venta en Salinas. La idea surgió de la nada. Nosotros no conocíamos esa industria, así que fue toda una aventura”, dice María.

La oportunidad era lo que buscaban, asegura, toda vez que el negocio de piezas de auto tiene la característica de ser una necesidad de consumo en una sociedad en la que abundan los vehículos.

El negocio que adquirieron estaba quebrado y apenas tenía mercancía. El establecimiento, ubicado en el centro comercial más antiguo del pueblo de Salinas, se había convertido en la última opción de compra para los clientes que buscaban alguna pieza de auto.

Los consumidores, además, contaban con varias opciones de comercios similares cercanos, tanto en Salinas como en Guayama, algunos de estos megatiendas, lo que presentaba un desafío mayor para la pareja de comerciantes. Sin embargo, nada pudo vencer el deseo y la buena actitud de estos emprendedores, quienes en enero de 2016 abrieron las puertas de Auto Piezas Yaroma.

Confiesa que el secreto del éxito estriba en la calidad del servicio que todos los días ofrecen a sus clientes, esmerándose por hacerlos sentir en un ambiente familiar.

La emprendedora afirma que el desarrollo del negocio también fue posible gracias a la ayuda recibida a través del programa StartUp Popular.

“Cuando en noviembre de 2015 fuimos a abrir nuestra cuenta comercial para iniciar el negocio, el gerente de la sucursal de Banco Popular en Barranquitas nos habló de los beneficios de StartUp Popular. No dudamos; de inmediato llenamos la solicitud en línea y en poco tiempo ya teníamos respuesta”, señala.

Más allá de las ventajas de tener un préstamo y una línea de crédito, María está satisfecha con la atención personalizada que recibe como parte de su participación en StartUp Popular.

“El coaching que obtenemos ha sido importante. Tenemos apoyo continuo de profesionales que conocen nuestras necesidades y están disponibles para ayudarnos. Además, StartUp Popular coordina eventos en los que conocemos a otros comerciantes con quienes podemos intercambiar experiencias, compartir ideas y aprender”, expresa.

¿Eres un emprendedor que busca financiamiento y orientación para desarrollar un comercio? Si tu negocio tiene menos de dos años de estar generando ventas visita www.startup.popular.com para que solicites financiamiento. Tienes hasta el 31 de agosto de 2016 para participar de la segunda convocatoria de StartUp Popular1.

 1Sujeto a aprobación de crédito. El programa es parte de un fondo especial, los fondos serán otorgados a los primeros clientes que cualifiquen mientras dure la disponibilidad de los fondos.