Una vez validaste tu idea llegamos al momento de hacerla realidad. Es por ello, que diseñamos este ejercicio para que reflexiones sobre aquello que te hace falta y lo que ya tienes listo para comenzar. Para poder planificar y conocer las posibilidades de hacer tu idea una realidad. Es importante que conozcas todos los componentes, recursos y el proceso que conlleva producir tu producto o ejecutar tu servicio.

Tómate tu tiempo y analiza cada pregunta. Este ejercicio puede ayudarte a visualizar cuán cerca estas de hacer tu idea una realidad.

¿Tienes los recursos?

¿Qué recursos necesito buscar?

¿De quién dependes?

¿Cuánto presupuesto necesito para comenzar?

¿Con que presupuesto cuento?

¿Estas manejando el costo del producto?

¿Cuentas con variaciones de tu producto o servicio?

¿Reuniste suficiente ‘feedback’ en tu mercado?

Enumera tus próximos pasos: Haz una lista de aquellos pasos próximos que debes dar para continuar con tu meta.

 

Si tienes la contestación a todas estas preguntas la pregunta es: ¿qué esperas? Es momento de que te atrevas y hagas esa idea una realidad. Make it HAPPEN!