¿Alguna vez has estado varado en el Terminal de Lanchas de Vieques? ¿Has intentado regresar al poblado y descubres que no hay transporte disponible?

Durante una tarde en enero de 2015, el contratista José Ramírez se disponía regresar a su residencia en Caguas luego de terminar de trabajar en la Isla Nena. El ferry se retrasó y su opción fue retornar al centro del pueblo para “matar” el tiempo.

Su intención se tronchó al confirmar que no había forma de salir de allí. Durante su espera, vio a alguien trasladándose en una motora. Aquella experiencia lo ayudó a contemplar la posibilidad de desarrollar un negocio de transporte privado “divertido y económico” para personas que, como él, visitan con frecuencia Vieques, ya sea para trabajar o vacacionar. De ahí nació Scooters For Rent By Vieques.

“En medio de la frustración de no poder moverme del terminal vi una oportunidad. No dudé en hacerlo y, en pocos días, inicié la búsqueda de permisos, trabajé la incorporación de la idea del negocio, visité la Comisión de Servicio Público, identifiqué un local en Vieques e invertí dinero en la compra de una docena de motoras scooters”, sostiene el empresario.

Para Ramírez, la necesidad de transporte privado en Vieques se convirtió, sin duda, en clave para el surgimiento de su empresa. Más admite que el despunte de su negocio llegó gracias a la ayuda que obtuvo al ingresar al programa StartUp Popular.

“Un día, un amigo me habló de una alternativa disponible en Banco Popular para negocios como el mío. Me consiguió la información, la examiné, consulté con mi contable y en varios días, justo antes de vencer la fecha límite para solicitar, envié el cuestionario por internet”, señala el empresario de 43 años de edad. Cuenta, además, que la primera respuesta que recibió del Banco fue que no cumplía con requerimientos del programa pero, sin desalentarlo, lo invitaron a revisar el formulario y presentarlo nuevamente. Así lo hizo.

Pasaron solo unos días cuando recibió una llamada informándole que su solicitud estaba en evaluación. Días más tarde ya era parte del programa de StartUp Popular.

 Scooters For Rent By Vieques abrió sus puertas el 21 de abril de 2015, en la calle Antonio Mellado, de la Isla Nena, donde los visitantes acuden para resolver su movilidad en la isla municipio, alquilando una scooter o alguno de los vehículos todoterreno que dispone en su local.

“Llamé al amigo que me presentó esta oportunidad y lo celebramos en grande”, aclama el negociante, quien afirma que gracias al préstamo que obtuvo logró comprar los vehículos todoterreno (Polaris) que ampliaron la oferta de alquiler de su negocio.

“Cuando llegaron los Polaris a Vieques se paralizó el tránsito. Se convirtieron en la sensación y todos los días se alquilan”, dice con júbilo.

Ramírez sostiene que más allá de la ayuda financiera, el gran valor de participar del programa StartUp Popular, está en el apoyo, el trato y el asesoramiento que continuamente recibe de los oficiales del banco.

“Todas las experiencias que he vivido con Popular son buenas. Encontré gente que está pendiente de tu negocio, te llaman para saber qué necesitas, están disponibles para ayudarte, tienen un trato amable y cordial, te escuchan cuando te desahogas y te ofrecen alternativas para que evoluciones”, resalta Ramírez, quien se ha beneficiado de expertos que lo asesoran en mercadeo, contabilidad y publicidad.

“Si no fuera por Banco Popular no tuviera el negocio que tengo ahora. El programa de StartUp Popular llegó en el momento exacto, cuando más lo necesitaba, me dio el dinero para que mi negocio creciera y ahora me ayuda a fortalecerlo”, concluye el empresario.

Tú también puedes impulsar tu negocio con el programa de StartUp Popular. Si tu empresa tiene menos de dos años de estar generando ventas visita www.startup.popular.com antes del 31 de agosto de 2016 para que solicites financiamiento durante la segunda convocatoria del programa1.

1Sujeto a aprobación de crédito. El programa es parte de un fondo especial, los fondos serán otorgados a los primeros clientes que cualifiquen mientras dure la disponibilidad de los fondos.